La vida pastoral y trabajo de líderes

Día: Martes 23
Tema: Liderazgo
Expositor: Dale O’shields

“El Liderazgo es clave del éxito en cualquier misión que usted tiene”.

El rey David tenía una integridad de corazón y habilidad porque él pastoreaba y guiaba al pueblo de Dios. Para poder pastorear y guiar al pueblo de Dios uno tiene que amar y tener integridad de corazón.

Para ser un líder espiritual tienes que comenzar con un trabajo pastoral  que se inicia en el corazón con la finalidad de cuidar el rebaño de Dios y protegerlo desde un corazón que complace a Dios.  Pero no solo es pastorear al pueblo sino guiar y liderar a los demás.  Liderar es llevar a la gente a un destino. Nuestra labor es llevar a las personas a su destino espiritual.

Tenemos que tener la habilidad de enseñar, de predicar, de relacionarnos con la gente y de influenciar a los demás.  Es importante que desarrollemos nuestras habilidades que motive a la gente a seguir creciendo. Todas estas habilidades están en sus manos.

Para que podamos tener “alas “en el liderazgo es importante aprender a tener:

- Integridad en el corazón
- Habilidad en sus manos

Un claro ejemplo es el apóstol Pablo (1 tesalonicenses: 2: 1-43 y 1 tesalonicenses 3: 6-13).

10 pasos que aprendí para poder llegar a tener integridad de corazón y habilidad en sus manos.

1.- Tener un corazón genuino por el pueblo: amar al pueblo, preocuparte por las personas, amarlas con un corazón pastoral, corazón de integridad. El liderazgo real fluye del corazón de Dios.

2.- El verdadero liderazgo es cuando el líder demuestra ser un siervo para su pueblo, demuestra el espíritu y corazón de un pueblo. Liderazgo no es controlar a la gente en su vida, no se trata de ser servido por su pueblo. En Juan 13, Jesús se levanto de la mesa y lavo los pies de sus discípulos.

3.- Trabaja duro: no es un término muy popular pero Pablo en su ministerio nos hizo recordar que donde servía tenía el compromiso de trabajar duro para ellos. Debemos ser trabajadores entusiastas por la misión que nos da Dios.  Si vamos a liderar al pueblo, no podemos liderar desde atrás sino al frente, haciendo las cosas; esto requiere trabajo. “el reino avanza por personas diligentes, gozosas y con pasión para la visión de Dios”.

4.- Tenemos que entender que autoridad espiritual es influenciar, no controlar a las personas.  Autoridad no es exigir; el liderazgo eficaz es estar al lado de la persona y con amor y paciencia perseguir  la misión. La autoridad es influencia y ésta proviene de su vida autentica. La gente está observando su vida.

5.- Un líder espiritual eficaz busca ser un padre espiritual, no busques seguidores espirituales. Hay muchos líderes que quieren convalidarse por cuanta gente hay en la iglesia. Esto no es liderazgo espiritual. No se trata de cuanta gente me sigue sino de cuantas personas puedo ser padre de la fe en ellos. La meta de un buen líder es criar hijos e hijas en la fe y no en tener más seguidores.

6.- Si usted y yo queremos ser líderes eficaces y espirituales, debemos de sacrificarnos en espíritu y con acciones. Una de las expresiones del amor de Dios es su gracia. Cuando la iglesia es de gracia, donde puede entrar la gente sin ser juzgados,  cambia sus vidas.  Todo comienza en el corazón de un pastor, con un corazón de gracia.

7.- Para ser un buen líder espiritual tiene que desarrollar competencia en su habilidad. Siempre esté mejorando. Tiene que crecer y aprender. La clave de ser un líder eficaz es que siempre debes de seguir en crecimiento. Hoy no importa en qué nivel de liderazgo esta, usted puede crecer.

8.- Desarrolla sabiduría: tomar decisiones es parte clave del liderazgo. Todo se trata de tomar buenas decisiones, usted puede tomar buenas decisiones si busca la palabra de Dios y si tiene alrededor amigos sabios que le ayuden a tomar la decisión correcta. Decisiones en su vida es clave.

9.- Es importante que usted sea un modelo espiritual y no solo un mensajero espiritual. Existe una diferencia entre ambas,  el mensajero entrega el mensaje; mientras que ser un modelo espiritual es enseñar con tus acciones el mensaje.   Una cosa es decir y otro hacer lo que dices. No sólo es el mensaje que predica sino es como aplica el mensaje en su vida.

10.- Recordar que tenemos un corazón espiritual y todos tenemos cosas dentro de nuestra vida. Guarde su corazón porque de su corazón sale la fuente de la vida. Solo Dios conoce su corazón real. Es más importante tener un testimonio por toda tu vida que por un día. No vivamos tan solo por el testimonio de hoy sino por el testimonio de larga vida porque un día te acercaras a Dios. Si tenemos ambas alas (integridad de corazón y habilidad en sus manos) en este avión la gente será llevada adelante.

publicado : Wednesday, February 24th, 2010